10 consejos para establecer objetivos exitosos

Ha llegado un nuevo año y con él todas las intenciones de hacer algo nuevo, diferente, que cambie nuestras vidas o la vivamos con más entusiasmo. Te ofrecemos una lista de consejos que pueden ser útiles para ayudarte a acometer tus propósitos académicos durante este año.

1) Planifica estratégicamente. La planificación va más allá de simplemente anotar, “Quiero obtener una A en inglés”. La planificación estratégica y táctica significa incluir el panorama general del plan. Entonces el cuadro grande se divide en secciones más pequeñas, realizables y factibles que trazan una manera de lograr el plan.

Por ejemplo, para obtener una A, hay estrategias que entran en juego. Pasos como la preparación de un calendario de lectura y la dedicación de más tiempo a los temas más duros, asistir a la clase y a tutorías, entre otros deben ser incluidos en este plan antes de que el cuadro general se lleve a cabo. La idea es planear estratégicamente con una “gran imagen” en mente. Aparte de la planificación estratégica, se debe actuar de una manera táctica para romper ese panorama grande en uno más pequeño posible.

2) Reconocer cuando se necesita ayuda.  Las sugerencias de otros son importantes para lograr metas exitosas. Cuando se experimentan dificultades en el trabajo escolar, se debe pedir ayuda de tutores, amigos u otros estudiantes que son buenos en ese tema. La rigidez limita el crecimiento.

Algunas metas no se logran individualmente; se necesita a otros para las discusiones de grupo, para saber en que se ha ido mal y cómo mejorar, así como de otros recursos que pueden servir de ayuda.

3) Detenerse y revaluar.  Es importante revisar el progreso y tener una idea si se va en el camino correcto. Las circunstancias pueden cambiar e impedir el logro en el tiempo establecido que se tenía en mente. De vez en cuando se debe hacer una revaluación de los planes de acción.

Si se han producido cambios que afectan los planes de acción, se ajustan a las condiciones actuales. Esto asegura que los objetivos estén siempre actualizados.

4) Los planes deben ser revisados ​​regularmente Revisar los planes de acción ayuda  a saber si se está haciendo lo que se estipula en el plan. Las metas deben ser verificadas para ver si se relacionan con las metas y prioridades de la carrera. Los objetivos deben ser escritos donde se puedan ver para que poder reflexionar sobre ellos. A veces, somos muy entusiastas al hacer planes, pero después de unos días se olvidan,  así es la naturaleza humana. Por lo tanto, mantener los planes en un lugar visible hace más fácil mantener la consistencia al recordarlos con frecuencia.

5) Usar verbos de acción.  Las metas deben conducir a las acciones y no sólo a una lista que sientas que necesita ser implementada. Si el objetivo es asistir a cada clase o terminar la tarea, entonces esto necesita ser actuado. El uso de verbos de acción te da un impulso para actuar, sea cual sea la situación.

Por esta razón, los verbos de acción deben ser utilizados al principio de una oración mientras se convierten en objetivos para lograr el impulso mencionado anteriormente. Por ejemplo, “terminar la tarea cada día” muestra la determinación y la motivación para hacer nada menos que acabarlo.

Las metas deben centrarse en la acción que se debe tomar en clases específicas. Por ejemplo, cuando un profesor devuelve los documentos después de calificarlos, hay comentarios que se hacen sobre la base de áreas de mejora, tales como: “proporcionar evidencia como soporte de una cierta afirmación”, “revisar su trabajo antes de entregarlo”.  Lo mismo debería aplicarse tomando acciones similares y estableciendo metas específicas para mejorar en diferentes materias.

6) Fijar una línea de tiempo para cada meta.  Una meta podría ser a corto plazo, a largo plazo o tan simple como tomar una decisión que “no permitiré que cualquier persona haga ensayos por mí”. Los objetivos pueden ser a largo plazo a corto plazo, mientras que otros pueden estar en curso. Los objetivos importantes deben ser cronometrados y sincronizados con los calendarios para obtener los mejores resultados. En lugar de hablar sobre lo que necesita en el futuro, una meta cronometrada da claridad de cuándo necesita ser alcanzada. Además, una línea de tiempo previene el posponer y darnos la presión sana para lograr la meta.

7) Identificación de los obstáculos que se encuentran.  Para cada obstáculo se debe presentar planes de acción sobre cómo eliminarlos. Hay que reconocer que el viaje al éxito tiene obstáculos. Si identificamos el obstáculo, en consecuencia, hay una necesidad de cavar más profundo para determinar la causa. Por ejemplo, si quieres una B después de haber obtenido solo D,  identificar el obstáculo subyacente ha sido no completar las tareas.

Es aconsejable preguntar las razones que podrían hacer que se no complete la tarea. ¿Es debido a muchas responsabilidades en el hogar o la distracción de un novio o novia o pérdida de tiempo en las redes sociales? Una vez identificada la causa, se pueden establecer estrategias para superar los obstáculos y lograr el éxito.

8) Involucrar a padres y familias. Debe existir una unión cooperativa con los padres. Los padres pueden restaurar la esperanza y aumentar la moral de sus hijos. Un plan de acción favorecedor puede ser identificado cuando ambos trabajan juntos. Un plan también compensa cualquier sentimiento negativo que pueda ser causado por padres o maestros.

Con un plan, un estudiante con malas calificaciones puede compartir su plan con los maestros y padres y elaborar una estrategia para mejorar esas calificaciones. Tal plan da esperanza a los maestros y padres y cuando el estudiante ve a los padres creer en el plan, se hacen más esfuerzos para que se sientan orgullosos de que se alcancen los objetivos establecidos.

9) Progreso no perfección.  Estar orientados hacia el progreso en vez de tratar de ser perfectos. Esto permitirá mantener el paradigma de lo que se necesita lograr. Se debe celebrar donde se han dado los buenos pasos. La mayor parte del tiempo, el éxito viene gradualmente, por lo tanto, es importante ver el progreso en el trabajo, ya que da esperanza de que finalmente llegarás allí.

10) Diviértete.  No sólo se deben establecer metas académicas, también metas que estén destinadas a la relajación y a la diversión. Cada objetivo alcanzado debe ser recompensado.

Para recapitular en la lista:

Planificar estratégicamente
Reconocer cuándo se necesita ayuda
Detener y volver a evaluar
Los planes deben revisarse regularmente
Usar la estructura del verbo-sustantivo
Es necesario establecer una línea de tiempo para cada objetivo
Identificar los obstáculos que se avecinan
Involucrar a padres y familia
Progreso no perfección
Divertirse

 

Tomado de: Wealthy Gorilla

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *