¿Qué estudiaron los empresarios más ricos del mundo?

Entre los multimillonarios más jóvenes, el diploma es el gran ausente. Pero la universidad fue en muchos casos el punto de partida de exitosos emprendimientos. Cuál fue el rol de la educación académica en el camino hacia la fortuna. 

El estudio suele ser una de las tácticas principales para avanzar en la carrera ejecutiva. Pero la estrategia parece haber sido otra entre quienes han alcanzado la cima. Es que aunque varios obtuvieron su diploma, en muchos otros casos la creación del imperio puso en suspenso el desarrollo de la educación académica. A continuación, qué carreras estudiaron los más ricos del mundo y cuántos se quedaron a mitad de camino.

Bill Gates, por ejemplo, tiene una fortuna de más de u$s79.000 millones (según publicaciones internacionales), gracias a la creación de Microsoft, empresa de la que fue presidente hasta febrero del año pasado, cuando se retiró de la gestión diaria. Hoy, está abocado a la Bill & Melinda Gates Foundation, organización que lidera junto a su mujer y que donó más de u$s20.000 millones desde el 2000. Gates arrancó su carrera académica lejos de su foco actual: intentó ser abogado en la Universidad de Harvard, pero abandonó en 1976, un año después de haber fundado el gigante del software.

Carlos Slim Helú, en cambio, sí tiene el título: es Ingeniero Civil por la Universidad Autónoma de México (UNAM), su país de origen. Allí no sólo cursó la carrera, sino que también impartía la cátedra de Álgebra y Programación Lineal. Tiene una fortuna de más de u$s75.000 millones, en parte provenientes de América Móvil, su imperio de telecomunicaciones con operaciones en 18 países y más de 265 millones de clientes. Además de su participación en los conglomerados Grupo Carso y Grupo Financiero Inbursa, también es accionista minoritario de Saks Fifth Avenue y The New York Times, según consignó El Cronista.

Warren Buffett, reconocido como el gurú del mundo de los negocios y financiero, tuvo un paso por la carrera de Economía de Wharton Business School, que abandonó en su segundo año porque, explicó en varias entrevistas, consideraba que sus profesores sabían menos que él. Igualmente, completó sus estudios en la Universidad de Nebraska Lincoln. “La mejor experiencia como estudiante la tuve en Nebraska. Diría que es mi mejor experiencia en general a excepción del año en Columbia, donde estudié con Benjamin Graham (el padre de la inversión con valor)”, son sus recuerdos de esa época. El fundador de Berkshire Hathaway, dueño de una fortuna de más de u$s72.000 millones, realizó un Máster en Ciencias en la institución educativa neoyorkina. Siempre recomienda realizar un MBA si hay interés por los negocios.

Por su parte, los hermanos Charles y David Koch, líderes del holding industrial y financiero Koch Industries, segunda empresa no cotizante más grande de los Estados Unidos, aprovecharon su paso por el mundo académico y tienen varios diplomas en su haber. Charles, el mayor, se recibió como licenciado en Ingeniería General en el MIT, en 1957. Al año siguiente, sumó una maestría en Ingeniería Mecánica. Pero hay más, porque en 1960 realizó otra maestría, en Ingeniería Química. David, el menor, no se quedó atrás: es licenciado y magíster en Ingeniería Química por la misma institución. Hoy, cada uno tiene una fortuna de u$s43.000 millones.

“Mi universidad es mi profesión”

Del otro lado del océano, en Europa, Amancio Ortega, el hombre detrás de Inditex, imperio textil responsable de, entre otras marcas, Zara, reconoce: “Mi universidad es mi profesión”. Y asegura que lo suyo es “vocación empresarial”, ya que trabajó desde los 13 años. Con u$s65.800 millones de fortuna personal, dejó de ser el presidente del grupo en 2011, pero retiene el 60% de las acciones.

También recientemente alejado de sus funciones ejecutivas está Larry Ellison, fundador de Oracle, que sorprendió con el anuncio en septiembre del año pasado. La compañía, que fundó en 1977, le permitió amasar una fortuna de más de u$s54.000 millones. Cursó la primaria y la secundaria en Chicago, su ciudad natal, pero eligió la Universidad de Illinois para iniciar su carrera universitaria. La muerte de su madre adoptiva significó que interrumpiera sus estudios en esa institución. En la Universidad de Chicago, donde hizo el segundo intento, tampoco terminó. Pero allí descubrió su pasión por las computadoras y su veta emprendedora.

Dentro de los imperios familiares, el de los Walton, fundadores y dueños de la cadena de retail Walmart, es uno de los más reconocidos. Christy Walton es la viuda de John T. Walton, heredero de Sam Walton, el fundador. De hecho, es la mujer más rica del mundo, con más de u$s41.100 millones. Ama de casa, canaliza la mayor parte de su tiempo en actividades de filantropía. Jim, su cuñado y presidente de la pata financiera del gigante, es licenciado en Artes y Ciencias por la Universidad de Arkansas, según consignó El Cronista.

En el club de los millonarios más jóvenes, los estudios parecen brillar por su ausencia. Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, es, quizá, el ejemplo por excelencia. La Universidad de Harvard fue la que eligió para estudiar Psicología y Ciencias de la Computación. Sin embargo, cuando transitaba el segundo año de la carrera, fundó Facebook. Y cuando la red social despegó, abandonó. Hoy, tiene más de u$s35.200 millones de fortuna personal y Facebook continúa consolidada como la red social más importante del mundo, que ahora no solo cotiza en Bolsa, sino que completó la adquisición de aplicaciones como WhatsApp. Dustin Moskovitz, su compañero de cuarto en Harvard y tercer empleado de Facebook, también es uno de los multimillonarios más jóvenes del mundo: u$s8300 millones a los 30 años. Estudiaba Economía hasta que decidió seguirlo a Zuckerberg a Palo Alto para continuar con el desarrollo de Facebook.

Por su parte, Evan Spiegel, con una fortuna de u$s1500 millones y sólo 24 años, es el CEO de Snapchat, la firma de mensajería instantánea de fotos que fundó junto a Bobby Murphy, en 2011. La universidad sirvió como el lugar de encuentro entre los dos emprendedores. Spiegel estudió Diseño de Producto en la Universidad de Stanford, donde conoció a Murphy, dos años mayor, que estudiaba Matemáticas. Juntos desarrollaron la aplicación que tiene más de 100 millones de usuarios al mes y que Facebook intentó adquirir, sin éxito. El que sí obtuvo su título es Drew Houston, cofundador y CEO de Dropbox, que completó una licenciatura en Artes y Ciencias del MIT. Su fortuna ronda los u$s1200 millones.
Fuente: iProfesional.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *